Contratar con suficiente antelación el viaje lleva consigo todo un abanico de ventajas. Tener más facilidad para escoger el destino deseado y seguramente obtener condiciones más ventajosas de precios.

Últimamente han proliferado las programaciones que brindan un descuento especial por adelantar la compra de uno de sus paquetes.

Sin embargo, de manera involuntaria, pero no por ello menos importante, la contratación de un viaje incrementa el nivel de riesgo por hechos fortuitos que puedan suceder desde el momento de la contratación hasta la fecha de salida y que nos puedan llegar a impedir viajar, representando además de una frustración tremenda, un perjuicio económico; pudiendo llegar a perder Total o Parcialmente lo que hemos pagado por nuestro viaje.