Todas la embarcaciones de recreo impulsadas a motor, incluidas motos de agua y aquellas que superen los 6 metros de eslora, están obligadas a suscribir un seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil que servirá para hacer frente a las reclamaciones, daños materiales o personales, producidas por la embarcación a terceros, cuando ésta se encuentre a flote.

Pero, ¿y si tenemos un accidente fortuito sin que hayan terceros implicados? ¿se pueden asegurar los daños propios de la embarcación? La respuesta es SÍ, además de asegurar los daños que podamos ocasionar a terceros, podemos contratar la garantía complementaria de Daños Propios, popularmente conocida como Todo Riesgo, con o sin franquicia.

Algunas embarcaciones albergan en su interior equipos de navegación, enseres personales y/o mobiliario de cierto valor, expuestos a diferentes riesgos como pueda ser el robo y/o daños producidos por un posible accidente fortuito ¿podemos asegurar estos riesgos? Una vez más, la respuesta es SÍ.

Desde New Risk te asesoraremos sobre la conveniencia de contratar unas garantías u otras, teniendo en cuenta las características de tu embarcación y tus necesidades.