El Seguro de Incapacidad Temporal (ILT), consiste en un contrato mediante el cual el beneficiario/asegurado percibe una renta diaria, pactada previamente, por cada uno de los días que pueda estar de baja laboral, bien sea por accidente o por enfermedad.

La contratación de este tipo de seguros puede realizarse de dos maneras:

1.- Sin baremos, que es la fórmula más clásica de aseguramiento, consistente en la liquidación por parte de la aseguradora al beneficiario de la cantidad resultante de multiplicar el total de días de baja por la cantidad diaria establecida como renta.

2.- Con baremos, la aseguradora ya tiene de antemano preestablecidos los días de baja en función de la patología, de manera que el calculo de la indemnización se realizara siempre multiplicando la cantidad diaria pactada por el tope de días preestablecidos.

Desde New Risk valoraremos tu situación personal, te asesoraremos y ayudaremos a que escojas el tipo de producto que mejor se adecue a tus necesidades.